Refencia a una gran verdad

Publicado: marzo 6, 2007 en Paranoias

El siguiente post lo voy a copiar del blog de mi colega Ibón, espero que no le importe pero al leerlo no he podido evitar sentirme identificada con muchas de las cosas que ahí pone respecto a muuuuuucha gente de mi alrededor. Por que en la sociedad en la que vivimos hoy en día hay gente para todo, y lo que más abundan suelen ser los envidiosos y todo tipo de sentimientos negativos hacia la gente (espero que sea por eso, la otra opción es que se enamoren de ti, a veces mola, pero otras no te haría ni puta gracia xD)

Por supuesto he de aclarar que el post en mi caso no tendría género, se referiría a hombres y mujeres por igual. Y si te estás dando por aludido lo más probable es que no pertenezcas a ese grupo…o si 😛

Capítulo 16: Hablemos claro

A ver, gilipollas, vamos a hablar claro: no eres ni mi padre, ni mi hermano, ni mi novio. No eres ni siquiera mi amigo, no me conoces de nada y al cuerno las milongas que me vayas venido contando y todas las películas que tú solito, por lo visto te has montado. No eres la ostia, eres sólo uno más: me da igual lo guay que te creas, no eres un genio, no eres el nuevo hombre del renacimiento y no tienes la polla más grande del mundo. Lo único que has conseguido, por el momento, es que más gente acabe pensando que das pena: unos tardan más en darse cuenta y otros tardan menos pero al final tienes que darles la razón a los que antes que tú, se habían dado cuenta.

Por alguna extraña razón te crees imbuido de alguna suerte de gracia divina que te hace pensar que eres lo más, ¿no? Pues para mí, ya no. Cada vez te encontraba más superficial, más egoísta y más insensible y ahora, acabas de terminar la cagarla, metiéndote donde nadie te llamaba: o sea, que lo que hagan tus amigos siempre es la polla, pero lo que hacen mis amigos, aunque sea exactamente lo mismo, está mal, y es triste, ¿no? Y te pones a hablar como un juez supremo acerca de lo que hacen o dejan de hacer, con dos huevos, porque debes de pensar que tu egocentrismo te da poderes casi cósmicos, n’est pas? Anda y que te den, capullo. ¿O ya se te ha olvidado que dejaste colgado a cierta amiga tuya dos veces ya? ¿Te crees muy importante para poder hablar de mi gente? Total, ¿qué ahora qué se supone que debo hacer? ¿Reírte la gracia o algo?

Pues has conseguido que no quiera saber más de tu vida. Y que me ría, claro: pero de ti.

PlaS, PlaS, PlaS… Ole tu arte amigo, tú si que sabes cabrón…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s